viernes, 11 de abril de 2008

Vestido de organdí con smock


Y ya comencé lo difícil del vestido que es lo bordado frontal, primero lo mas sencillo, que es el plisado y aún así, esta tela no es sencilla de plisar por su acabado crispado que hace un poco difícil el paso por la plisadora.
Pero lo peor viene cuando se comienzan las primeras puntadas, y el cansancio llega a las manos al hacer fuerza por mantener el tejido en una posición.
Pero se comienza a disfrutar al ver los primeros resultados.

2 comentarios:

Guadalupe Santamaria dijo...

Me gusta mucho tu trabajo ale,sabes que soy tu fan#1 todo lo que tejes costuras se me hace maravilloso,de verdad,el sacrificio y el cansancio valen la pena,te dejo un besote.

Alex dijo...

Muchas gracias Lupita, espero te vaya super bien y que traigas muchas fotos.
Saludos!
Ale.